Logo-Urbansa-300x132.png

BIENVENIDOS AL BLOG DE URBANSA

Consejos para estrenar casa en los primeros años de vida profesional

Consejos para estrenar casa en los primeros años de vida profesional

La juventud es el momento en que todos tus proyectos empiezan a tomar forma, por esto los primeros años de vida profesional están cargados de sueños y entusiasmo por cumplirlos. Estrenar casa propia es uno de los propósitos que la mayoría de jóvenes tiene en mente, alcanzar esta meta es solo cuestión de proponérselo y hacer unos pequeños ajustes en tu vida y en la manera en que inviertes tu dinero. Por esta razón, hoy en Urbansa queremos darte algunos consejos que te ayudarán a estar más cerca de comprar vivienda nueva en tus primeros años de vida profesional.

1. ¡Ahorra!

Para nadie es un secreto que ahorrar es parte del éxito económico en cualquier momento de la vida, sin embargo, cuando recibimos nuestros primeros salarios solemos olvidarnos de hacerlo ¡No lo dejes de lado! Debes saber que ahorrar es cuestión de voluntad y que no depende tanto de tu nivel de ingresos.

Puedes hacer unos pequeños cambios en tu día a día, que con seguridad te llevarán a aumentar tu nivel de ahorro y dejar de invertir mal tu dinero, por ejemplo:

• Investiga si realmente estás pagando un precio justo por los servicios que utilizas. Si piensas en cambiar de empresa de telefonías móviles, de parabólica o servicio de internet, podrías disminuir tu nivel de gastos mensual. Infórmate sobre otras tarifas que pueden tener las compañías prestadoras de los servicios y decide bien.

• Hay pequeños cambios cotidianos que tal vez no notemos, pero que harán la diferencia a la hora de ahorrar. Por ejemplo, puedes cambiar el lugar donde tomas café todas las mañanas por uno más económico, o disminuir el número de veces que vas a restaurantes en la semana. Salir de tu zona de confort traerá buenas recompensas.

• Para gestionar mejor tus ingresos mensuales, las entidades bancarias ofrecen una herramienta muy útil: Los simuladores de presupuesto personal. Puedes acceder a ellos por medio de la página web o aplicaciones de tu entidad bancaria y proyectar cuánto podrías ahorrar, en qué tiempo ahorrarías cierta suma, qué monto deberías ahorrar mensualmente para llegar a tu meta, entre otros.

• Además de ajustar algunos elementos de tu cotidiano, puedes crear una cuenta AFC que te permita empezar a ahorrar para tu casa propia. Si crees que es difícil ahorrar por tu propia cuenta, esta opción es la indicada para ti. Las cuentas AFC están diseñadas específicamente para que ahorres para la compra de vivienda, solo tienes que dirigirte a una entidad bancaria y solicitarla, luego, autoriza a tu empleador para que cada mes descuente de tu salario el aporte que desees ahorrar.

2. Ponte prioridades a la hora de invertir

Para decidir en qué invertir tu dinero deberás saber que a veces lo que creemos que es una inversión, puede ser un gasto. Decide bien y elije invertir en algo que te garantice un buen futuro. Por ejemplo, sabemos que en este momento de la vida comprar un carro puede ser tentador, y aunque parezca una gran inversión que te solucionará la vida, puede ser contraproducente: Un carro se empieza a desvalorizar desde el primer minuto que sale del concesionario. Por esta razón, cuando estamos iniciando nuestra vida profesional no es una buena idea invertir parte de nuestro sueldo en las cuotas de un automóvil.

Si tienes las posibilidades económicas para pagar las cuotas de la compra de un vehículo, es muy probable que tengas la posibilidad de pagar las cuotas de un crédito hipotecario o un leasing habitacional. Deberás saber que, a diferencia de la industria automotriz, la industria inmobiliaria suele valorizarse con el tiempo. Y cuando inviertes en tu casa propia, estás invirtiendo en tu futuro.

Te aconsejamos que pienses en tu casa propia como una prioridad de vida, así, tus esfuerzos estarán bien encaminados y estarás invirtiendo tu dinero con responsabilidad.

3. Deja el arriendo

Tomar la decisión de dejar el arriendo y comprar vivienda propia es un paso importante. Debes saber que es un esfuerzo que vale la pena, pues lo más seguro es que a largo plazo la opción que más estabilidad financiera te dará es la de comprar vivienda propia.

El leasing habitacional es una buena opción para hacer esta transición de arrendatario a comprador. Puedes buscar la entidad bancaria que mejores opciones te dé, de modo que encuentres un tipo de crédito que te permita pagar cuota mensual con una cantidad similar a la que pagas en el canon de arrendamiento. También puedes acogerte a alguno de los subsidios que ofrece el gobierno nacional.

Ten en cuenta que la edad no es un limitante para estrenar vivienda propia. Empieza a programarte y a buscar las opciones que mejor se te acomoden, aprovecha tus recursos y piensa en grande. Si quieres más información sobre formas de pago para vivienda u otros consejos, no dudes en contactarnos.

Comprar vivienda sobre planos

Temas: Estrenar vivienda